martes, 30 de diciembre de 2014

Consejos para viajar a Italia


Italia es conocida en todo el mundo por sus iglesias, anfiteatros, calles y monumentos que recuerdan a otras épocas. En concreto, a la época imperial romana. El país tiene una serie de lugares que muestra el rico pasado y el patrimonio. Italia tiene una de las mejores colecciones de arte y otras obras que se hicieron durante la época del Renacimiento.



Si te estás planeando viajar a Italia, hay una serie de factores a tener en cuenta a la hora de reservar tu viaje. He aquí algunos consejos:

a. Italia es uno de los países más caros de Europa. Hay una serie de opciones más baratas para viajar, vivir y explorar este país. Siempre se puede hacer referencia a las guías de viajes locales que sugieren maneras de ahorrar dinero mientras se conoce este extraordinario país.

b. La temporada alta de turismo en Italia se inicia desde el mes de junio y continúa hasta el mes de septiembre. Así pues, si lo que quieres es viajar por bajo presupuesto, debes evitar viajar durante estos meses. Si vas a viajar fuera de temporada alta, la mejor época para visitar Italia sería durante los meses de febrero y abril.

c. Nunca está de más tener un seguro de viaje. Sobre todo si eres extranjero y te vieras en la situación de perder tu vuelo o de un robo.  

d. Viaja ligero. Al ser Italia el país de la moda, seguro que querrás hacerte con telas y vestidos que allí encuentres. Así que, no lo dudes, deja espacio libre.

e. La cocina italiana es conocida en todo el mundo y tendrás la oportunidad de oro para probar algunas de las especialidades de esta cocina. Hay una serie de restaurantes asequibles que se encuentran por todas las ciudades, también las más turísticas.

f. Venecia es otro lugar interesante donde se debe ir cuando se llega a Italia. Lleva una buena cámara para capturar algunas de las espectaculares vistas que esta ciudad tiene para ofrecer.

g. El idioma no es un problema en Italia. Además del italiano, la gente aquí puede conversar fácilmente en inglés, francés y alemán. A medida que profundizamos en Italia, te darás cuenta de los dialectos más regionales que se hablan. Aunque te recomendamos que no dudes en utilizar el lenguaje de signos siempre que sea necesario, pues es el segundo idioma de los italianos.